La música es importante en los seres humanos, como parte de la formación integral, fomenta el trabajo en equipo, desarrolla habilidades cognitivas, psicomotoras y de razonamiento, además de que le da la posibilidad a los estudiantes de disfrutar una de las más bellas artes, siendo parte actora en la producción musical.

El trabajo en el salón de clase, se desarrolla por medio del conocimiento de la simbología musical, permitiéndole al alumno, la posibilidad de descifrar un nuevo lenguaje, ayudándole en su desarrollo lingüístico y de comunicación. Todo esto lo logramos a través de un método desarrollado por el profesor de la materia, en donde el alumno encuentra material a fin a sus gustos y necesidades.

El estudio de la flauta le permite al estudiante desarrollar la psicomotricidad fina mediante la obturación de los 7 orificios frontales y el orificio anterior de la flauta, esperando la sincronización eficiente y la articulación del sonido con la digitación, esto permite el desarrollo de la capacidad intelectual mediante esta gimnasia cerebral.